¿Que sientes cuando bailas?

- ¿Que sientes cuando bailas?
- No sé... me siento  muy bien. Al principio estoy un poco agarrotado, pero cuando empiezo a moverme lo olvido todo y es como si desapareciera, como si desapareciera y todo mi cuerpo cambiara. Como si tuviera fuego dentro y me veo volando, como un pájaro. Siento como electricidad, si, como electricidad. 


Billy Elliot



   Entre bastidores ¿esta todo listo? El ruido de los aplausos cuando termina una función, los nervios de cuando empieza la siguiente, las zapatillas - rojas - las puntas, el rímel, el correr, el calmarse, la posición, los focos en la cara, el calor de los focos, el calor del público, el ruido de los aplausos que se oyen entre los bastidores. Una expresión, un sentimiento, un esfuerzo, oxigénate, lucha, no lo dejes, un volcán apunto de erupción, libérate, sin ataduras, libre, como un pájaro, endorfínate, equilíbrate, purifícate, reencuéntrate a pesar del caos, olvídate de los complejos, suéltate el pelo, revalorízate, siéntente, sigue el ritmo que te marca tu mente, relájate, vive... y baila y échalo de menos cuando no este, cuando no estés con aquellas personas que sienten lo mismo que tu, que te entienden. Todo esfuerzo tiene su recompensa, recuérdalo, recordar es vivir me dijo ayer un extraño en el metro; recuerdo cada momento que viví bailando con alegría, me alegro, deja que me exprese con el cuerpo, no me mires o mírame, no sé... 

Academia de baile Gemma Bautista
  No puedo dormir si escucho esos golpes de música que me hacen marcar pasos sin querer en mi cabeza, un sueño que no acaba, no te defrauda, no me defrauda nunca, me arranca las penas de cuajo, se las lleva lejos, las renueva y vienen cargadas de ilusiones. Más de un enfado conmigo misma, mas de un "no puedo", mas que otra mentira; desbloquéate, tienes el mundo bajo control y tienes una familia que lo entiende, lejos o cerca. Muchas clases pasan cada vez que me tiro a la piscina, profesores diferentes, nuevas experiencias y sensaciones, todas llenas de cosas buenas, pero no olvides de donde vienes. 

  Las calles afroamericanas de Nueva York inventaron lo que mas me gusta, mas tarde cruzaría el país y se quedaría ahí y después... vendría a mi como un eléctrico movimiento, liberador de tensiones. Desde Egipto como reivindicación femenina, desde República dominicana con calidez, con alegría, desde Rusia con amor, desde un Brasil frenético, desde España con pasión, desde yo misma; quédate, no te vayas, sigue alegrándome la vida. Mestiza, una mezcla atrapada en el fuego cruzado sin saber para donde ir, un poco de todo para sobrevivir. No es querer del todo, es necesitar, lo que pedía George Balanchine, lo que me pide mi abuela; mas humilde; "No dejes de bailar" y las abuelas siempre tienen la razón...por lo menos la mía. GRACIAS





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Blogger news

Blogroll

About